sábado, 29 de noviembre de 2008

Aachener Weinachtsmarkt

Pues bueno, después de la entrada de "inauguración" de rigor, aquí viene la primera de verdad. Esta mañana algunos auxiliares hemos ido a Aachen (conocida en España como Aquisgrán) a ver el Weihnachtsmarkt. La cosa empezó a las 8:30 de la mañana (para mí, para otros empezó sobre las siete) cuando me levanté para coger el tren a Aachen a las diez. Allí ya estaban Diego e Irene y en las siguientes paradas se subieron Eugenia, Ricard y Santi. Después de llegar a Aachen y de darnos una vuelta por el Weihnachtsmarkt, por supuesto nos fuímos directos a por salchichas y Glühwein. Después de eso nos encontramos con Zotne (un amigo nuestro que es profesor de español en Georgia y vive en Aachen, porque está aquí este año con una beca. Nota mental: Buscar becas COMENIUS... una vez que apruebe las oposiciones) y nos ha estado enseñando parte de la ciudad y las vistas que hay desde lo alto de una colina. Sólo decir que menos mal que tenía buena intención, porque después de llevar todo el día de pie y pegarnos una caminata de órdago con el estómago lleno, las vistas tampoco eran nada del otro mundo, menos mal que arriba del todo había una especie de tiovivo, pero no un carrusel, sino, como un banco redondo, donde te sientas y empiezas a girar el volante que hay en medio y eso da vueltas ¿sabéis de lo que os hablo? Bueno, espero que sí, pues el caso es que los chicos nos hemos subido, hemos empezado a darle vueltas y por poco salimos disparados, y acabamos vomitando, al pobre John (porque Zotne en realidad es John Lennon) se le puso una mala cara...
Después volvimos al Weihnachtsmarkt, y allí segumos comiendo y tomando Glühwein, y ya luego, por la tarde, nos volvimos cada uno a nuestra respectiva casita, porque estábamos rendidos y ya estamos viejos. Bueno, y algunos (y con algunos quiero decir yo) se durmieron en el tren del cansancio.
Y aquí estoy escribiendo entradas un poquito más cortas "que permiten leerse en un tiempo que no se cronometra con un calendario", jajaja ;-).

Y de propina... Der Teufel wohnt in Aachen

3 comentarios:

Santi Sanch dijo...

El pobre de John y la jodida montañita de Aachen... Me estaba dando mucho apuro...después de la paliza de subir hasta allá y que no fuésemos a ver las vistas...además su cara era todo un cromo...con las ganas que había puesto en que viésemos las vistas de la ciudad sobre allí... La verdad es que se ha portao y la ciudad muy bonita, ya podrían aprender dos ciudades de la cuenca del Ruhr que yo me sé... Y por cierto, felicidades por tu nuevo blog!!! Un abrazo!

Abdul Alhazred dijo...

Joder, macho. En Angola hay un tío en coma que actualiza con más frecuencia que tú, que lo sepas ;)

En cuanto tenga un rato te contesto lo de las ventanitas emergentes como dios manda. Es sencillo pero tengo que mirar las instrucciones para no liarte.

Salu2.

J.

Rafaeldelcarlos dijo...

Te lo tengo que decir, gracias por la longitud de las entradas. Ya no te tengo que llamar durante 2 horas por el skype pa saber de ti jajaja. Un abrazo!!