martes, 17 de enero de 2012

Blogus interruptus

Sigo pensando. Sigo escribiendo (no aquí, pero sí en otro sitio). Sigo cocinando, hablando, riendo, actuando (pero este jueves ya se acaba... por lo menos hasta marzo).

Pero también sigo trabajando. Enseñando, preparando clases, corrigiendo, corrigiendo, corrigiendo, corrigiendo y odiando corregir. (Y el gerundio sigue siendo mi forma favorita de los verbos).

Los claustros de notas son la semana que viene. Si sobrevivo (que sobreviviré) volveré por aquí entonces. Con novedades o sin ellas.

Hasta el jueves que viene mi vida se reduce a corregir, hacer medias, y enseñar (es más, puede que este fin de semana me quede en casa, con todo lo que eso me gusta).

Mientras tanto, ahí a la derecha tenéis una lista de blogs a cada cual mejor.

Y quienes no viváis en la Suabia profunda salid a la calle, tomaos una cerveza en una terracita, id al teatro (a la Gran Vía, a Broadway, al Bulevar del Gran Capitán o a la función de teatro de vuestra sobrina), ved una película en versión original, leed un buen libro (o dos o tres), quedad con los amigos, echad unas risas, íos (o idos, o iros) a la playa.

Nos vemos a la vuelta.

2 comentarios:

Miguel Sánchez Ibáñez dijo...

Madre mía, parece que te han destinado a Afganistán, o algo.

afra dijo...

Al fianl me voy a creer lo de drama-afra y todo, XD