viernes, 19 de diciembre de 2008

Desde la Piel de Toro

Bueno, pues eso, que desde ayer por la noche ya estoy en Córdoba, y he vuelto para quedarme... tres semanas, no más, gracias. Aunque entran ganillas, después de la cena con (parte de) la familia, mi cama de 1, 05, despertarme en una casa fría, pero llena de gente y entender lo que la gente dice en la cocina (que tenga sentido o no, eso ya es otra cosa, pero si no fuera una conversación de locos no sería mi familia).

Que ya tenía ganitas de volver, pero sé que antes de la Nochebuena, ya voy a tener ganas de volver a irme otra vez, jajajaja.

Os tengo que dejar por ahora porque otra de las "ventajas" de vivir en familia es que te meten prisa con el ordenador proque todo el mundo encesita internet justo cuando tú lo estás usando... pero ¡¡¡¡¡qué carajo!!!!! merece la pena.

Sed felices y... tengan cuidado ahí fuera.

2 comentarios:

Santi Sanch dijo...

Hola!! Te escribo metidito en mi camita de plasencia!! pues sí, ya estoy en casa, después de estar sufriendo dos horas de retraso en düsseldorf y una hora media a que saliesen las maletas en barajas...una vergüenza!!! llegué a casa a eso de las 4 de la mañana y salí a tomarme una copita con mis amigos, que andaban de bares. y nada, acabo de volver a casa y me he decidido a escribirte. hablamos estos días. me alegro de que por córdoba todo vaya igual de bien!! un abrazo!son

Anónimo dijo...

¡¡¡Qué llegaste a las cuatro de la mañana y te fuiste de marcha!!! ¡¡Cómo se nota la juventud!!
Me alegro de que al final legaras, por cierto al finla casi facturé, bueno ya skypearemos más tranquilamente.
Un abrazo