lunes, 9 de noviembre de 2009

Hace veinte años



Y para los que no habléis alemán os lo resumo:

Günther Schabowski: Se va a permitir la libre circulación entre la RDA y la RFA.

Periodista: Sí, ya bueno, pero ¿a partir de cuándo?

G.S.: Ya está preparado todo para empezar y... (busca entre los papeles) como no encuentro nada, pues desde ahora mismo.

Y por eso, ahora Antoñito se siente medio berlinés y cada vez que habla (u oye, o lee, o escribe) del muro se le hace un nudo en la garganta y se le enciende una medio sonrisilla.

Bueno, por eso, y porque me acuerdo de esto, de esto, de esto, de esto, de esto, pero sobre todo de esto... y por supuesto de esto otro.

2 comentarios:

Santiago dijo...

Joeee, toda la semana leyendo en los periódicos sobre Alemania me ha dado morriña del año pasado! Aunque no te lo creas echo de menos Krefeld, con su Quincy, Extrablatt, la Hauptbahnof, ese pueblo llamado Duisburg,... Acabo de leer el email de María Parra, que perra la jodia!! Eugenia ya se casó y no sé nada de Soroya, ni de Diego y cia... Tu sólo te acuerdas del Berlin de los cojones y de tu Duisburg del alma no?

Antonio dijo...

Ya me imagino que echas de menos Krefeld con su Quincy, y su Extrablatt cad avez que entras en el comedor del campus y miras las ensaladas pochas... claro que luego seguro que tambiñen tenéis pizzas y hamburguesas para compensar... y esos Philly Cheesesteak!!!!
Y bueno, de mi Duisburg del alma me acordaré el día que la bombardeen hasta los cimientos (como ya hicieron en la Segunda Guerra Mundial) y la reconsrutyan en condiciones (como NO hicieron tras la Segunda Guerra Mundial)