jueves, 5 de agosto de 2010

Ventisáih

Pues eso, que ya soy un día más viejo que ayer. Que ya no me sirve el Carnet jóven en muchis sitios, que en Francia no entro gratis en los monumentos y que durante un año cuando me pregunten "¿cuántos añitos tienes?" aparte de mirar con cara de odio a quien me lo pregunte diré con todo mi acento cordobés VENTISÁIH AÑOH.
A quienes me felictiasteis ayer, muchas gracias, y a quines no me felicitasteis... anda y que os pique un pollo.

Sed felices, comed perdices y no olvidéis vuestro 26º cumpleaños.

2 comentarios:

Orologiaio dijo...

Ostras... no me había dado cuenta de lo del carnet joven... vaya drama!!

afra dijo...

Pues... vete dando prisa en ir a París si todavía no has ido, porque allí sí que se nota