jueves, 20 de marzo de 2014

Cañero

Cañero es un barrio de Córdoba. Quizá, con la Fuensanta, el barrio fuera del casco histórico más "cordobés". No es mi barrio. Mi barrio (mi barrio de Córdoba, se entiende) es un barrio normal y corriente que se puede encontrar en cualquier ciudad. Es más, mi barrio no tiene ni nombre. ¿Se puede considerar la Avenida Barcelona un barrio? Mi bloque tiene más de cuatro pisos, así que no es de los Salesianos, pero tampoco es de la Viñuela, porque estamos al otro lado de la Avenida Barcelona, no somos del Marrubial, ni mucho menos de la Fuensanta. Como nos tienen que meter en algún sitio, el Ayuntamiento dice que somos de La Viñuela-Rescatado, pero si le digo a algún cordobés que vivo en La Viñuela o en Jesús Rescatao, no va a encontrar mi casa ni de coña.

Pero no es eso de lo que vengo a hablar. Vengo a hablar de Cañero.

Cañero empezó a construirse en 1951, todas las casas eran viviendas de protección oficial y el nombre del barrio viene porque Antonio Cañero cedió los terrenos para las construcción. Pero ¿quién era Antonio Cañero? Un torero, que resulta que antes de ser torero había sido aviador falangista. Y por esa razón, la Junta de Andalucía le quiere cambiar el nombre al barrio (se ve que se acaban de dar cuenta de que era aviador falangista, porque si no, yo no me lo explico). Mi hermana, que vive en Cañero, está en contra de ese cambio y sus vecinos dicen que quien esté a favor de que el barrio se siga llamando Cañero lo hacen porque tienen "falta de cultura democrática".

Como donde manda capitán, no manda marinero y yo soy un mindundi, no me voy a poner aquí a criticar ese cambio tan necesario. Sino que voy a proponer nombres nuevos para el barrio, nombres que realcen la cultura democrática intrínseca del pueblo andaluz en general y del pueblo cordobés en particular.

Como es la Junta la que propone el cambio, voy a empezar por ahí.
Propongo que se llame "Barrio de los EREs". La Junta se desvive por el bienestar de los andaluces, tanto que sus dirigentes se implican al máximo para que se cumpla la ley, para que el dinero se reparta de forma equitativa entre los más necesitados y para que Andalucía no deje de estar en boca de todos.
Otra posibilidad es que se llame "Barrio del 36,3 %". Como todo el mundo sabe los andaluces nos dedicamos a dormir la siesta, beber vino fino y contar chistes. Es nuestro estado natural. Gracias a la intensa labor de todos los gobiernos tanto a nivel autonómico como nacional, por fin hemos conseguido que un 36,3 % de los andaluces ya no tengan otra cosa que hacer en todo el día que dormir la siesta, beber vino y contar chistes mientras escuchan flamenquito. (¿Llegaremos a un 40%? Hagan sus apuestas. En Cádiz lo han conseguido, en Córdoba apenas llegamos al 37% ¡Ánimo, sólo nos falta un 3%!).
Otra de las grandes preocupaciones de la Junta es el medio ambiente. Por lo que propongo un nombre que quizá algunos recuerden. Propongo que se llame "Barrio de Aznalcóllar", porque a la gente no se le ha olvidado lo de los hilillos de plastilina (y espero que no se les olvide), pero parece que para Boliden tenemos memoria selectiva.

Y hablando de la protección del medio ambiente, nos podemos mover al terreno más cordobés y renombrar al barrio como "Barrio de los Sotos de la Albolafia". Para quien no sepa de qué va. El río Guadalquivir a su paso por Córdoba era una zona de interés ecológico, porque tenía unos sotos que eran monumento natural y tenían una población bastante interesante de aves. Hablo en pasado porque este diciembre, limpiando rastrojos a algún operario se le fue la mano "sin querer queriendo y a cosita hecha" y todo ardió. Por lo que esos terrenos ya no están protegidos. Y yéndonos ya al terreno muy cordobés, también podemos llamar al barrio "Barrio de Rosa Joaquina", alcaldesa querida por todos sin excepción que sólo trabaja por el bien de todahlahcordobesahylohcordobeseh. Tanto quería a Córdoba que cuentan que el día que la obligaron a irse a Sevilla de Consejera a la Junta y después a Madrid de Ministra (porque la obligaron, no se fue voluntariamente) por poco se puso a llorar. Aunque siendo Cañero el barrio de origen de esa gran figura que ha dado Córdoba conocido como Rafael Gómez (aka Sandokán), podemos darle algún nombre relacionado con tan egregia persona, quizá "Nuevísimo Arenal" o "(Naves de la) Colecor"

Y vosotros ¿qué nombre le pondríais al barrio?

PD: O bueno, otra opción es dejarse de tonterías y preocuparse por problemas reales que sí están causados o son consecuencias de una falta de cultura democrática. La cultura democrática no es cambiarle el nombre a un barrio setenta años después de construirlo. La cultura democrática es exigirle a nuestros gobernantes, sean del partido que sean (y esto es MUY importante), responsabilidad en sus actos y cuando no sean responsables (como llevan demostrando tanto tiempo que no lo son), darles la patada, inhabilitarles o directamente esto.

5 comentarios:

Francisco Carbonero dijo...

yo fui inquilino en cañero un año, concretamente mi primer año como cordobéh de pro. No me gustaría que le cambiaran el nombre porque tal y como está es perfectamente reconocible por todos los cordobeses y no lo considero necesario. Me ha encantado el artículo y como tú pienso que proponen estas cosas porque
a)lo que hay que hacer no tienen ni idea de como empezar a plantearlo
b)son imbéciles y piensan que a la gente de a pie nos importan estas cosas
c)solo saben crear polémicas artificiales con las que entretener

Me sumo a tu propuesta de proponer nombre y propongo el nombre de "el cabezón Chaves" que como todo el mundo puede figurarse lo de cabezón no es peyorativo sino en homenaje a su infinita sapiencia con la impregnó de progreso nuestra comunidad. A el le debemos tanto, tanto paro, tanta plaza de estatua llena y fábrica de gente vacía, tanto licenciado emigrante, tanto dinero a fondo perdido, tanto dinero a fondo encontrado pero solo por ellos, tanto gañan y tanto griñan como gañán, tanta Susanita tan impuesta como impostada... en fin qué verguenza, y lo peor es que cada día le pagamos a esa gentuza para que desde su sillón equipado con ipad sólo propongan estas mamarrachadas

Waky dijo...

mis niñas son cañeras y los seguirán siendo, y si que le pregunten donde viven.
No son los vecinos los que critican a los que queremos seguir siendo del barrio de cañero, si no los inútiles o vagos que no tienen otra cosa que hacer,que quieren cambiarle el nombre en vez de ir a la junta a pedir empleo para todos mis vecinos, ESO NO ES IMPORTANTE, ni por supuesto que obliguen a magistrados, políticos, y demás a dedicar tiempo, dinero y lo que surja para debatir el tema.
PD. mi propuesta si lo tienen que cambiar será, BARRIO DIAMANTE. PRIMERO para hacerle un homenaje a todos los joyeros que aquí vivieron y levantaron a Córdoba con su dinero negro, y segundo, pq asi seríamos el mejor barrio de Capital, ya que si se considera al Brillante como la creme de la creme, todo el mundo sabe que un Diamante es mejor y es para siempre, jaja.

Waky dijo...

La que escribe no es waky, soy Angela por si alguien no se lo habiá imaginado

afra dijo...

En lo de "Cabezón Chaves" pensé yo también después de escribir la entrada, pero tú lo has explicado mejor que yo.
Que mis sobrinas son cañeras ya lo sabía yo y lo del barrio diamante, me lo apunto ;)

Rafael Mariscal Roca dijo...

Meses atrás le cambiaron oficialmente el nombre al hospital Carlos Haya de Málaga, xq había sido otro símbolo franquista, bueno todo dios lo sigue llamando Carlos Haya y aquí paz y después gloria.

El problema es que este parece que sigue siendo su cortijo (Andalucía). Y no se hasta cuando seguirá siendo lo, espero que pronto haya un cambio...para un lado, para otro o para el medio...pero un cambio jejeje.

Disfrutad de vuestras ciudades y sus gentes. Es posible que entre todos consigamos otra Andalucía para nosotros y para los emigrantes que volverán, esperemos, pronto.

Un abrazo a todos (sobre todo a los que tengo lejos)