miércoles, 18 de marzo de 2009

Primavera rima con...

... quimera.

Y es que sé que sólo es eso, nada más que una quimera, pero lo cierto es que el sol lleva brillando dos días seguidos y tanto ayer como hoy las temperaturas han subido por encima de los diez grados, el 21 de marzo está cada vez más cerca (véis, ese es un ejemplo de fecha importante, y no el 14 de febrero o el 31 de diciembre); así que tengo derecho a ilusionarme, a pensar que todo va a mejorar, que ya puedo desterrar los calzones largos hasta el año que viene, que voy a olvidarme de unos guantes que son tan gordos que no me caben los bolsillos del abrigo.

Ya sé que dentro de nada volveré a sacar el impermeable y el abrigo y el gorro de lana del armario; pero cuando uno se despierta dos días seguidos con un cielo tan azul como el de la foto, es el hombre más feliz del mundo y tiene la sensación de que la vida es bella.

PD: Quienes no habéis sentido que la emoción os embargaba por tener dos días seguidos de sol o porque el termómetro subía por encima de los cinco grados en algún momento del día durante TODA una semana; no podréis entender nunca, ni siquiera usando toda vuestra imaginación, esta entrada.

3 comentarios:

Rafaeldelcarlos dijo...

Illo, emocionome, porque a pesar de que aqui se pilla algun que otro dia de sol mas que ahi, ahora hemos vuelto al tiempo extraño, en el que tiramos de una manga y chaqueton solo por encima del interior (nada de gorros, guanntes y pantoflás de esas), pero tenemos solo cielo gris y triste, cuando nos deja verlo la niebla tipo Jack el Destripador que se forma de vez en cuando. Diria que tengo ganas de sol y primavera, pero creo que mas aun me apetece una de esas tardes que no sabes ni que hora es porque pierdes la nocion del tiempo sentado en la corredera con nosecuantas cañas en el cuerpo (y no las de chocolate). Te ape?

Antonio dijo...

Me pete, me pete. ¡¡¡Que gana de que llegue junio pa visitar las terracitas de la Corredera y el Bar Correo!!!

José Alberto dijo...

Ay, que sos echa de menos, julayes