martes, 15 de noviembre de 2011

15-N

Quedan cinco días para las elecciones. Hoy acaba(ba) el plazo para votar por correo, al menos desde el extranjero... sólo para quienes tengan derecho a voto. Yo no lo tengo. Pero ya lo sabía, me enteré en septiembre. Ahora sólo me queda esperar poder recuperar ese derecho en marzo, aunque tampoco sé si servirá para algo, porque seguramente no podré votar.

Al inscribirme como residente en Alemania renuncié a mi derecho a votar en las municipales (creo que eso ya lo dije, pero nunca está de más recordarlo), y me inscribí demasiado tarde para poder pedir el voto por correo (porque me dieron cita casi siete semanas después de haberla pedido).

Hoy se puede leer en el blog de Mortiziia la entrada que me temía leer desde hace una semana (en realidad desde mucho antes). Cuando Mercedes me dijo ayer que a ella le había llegado todo el viernes (votó el mismo viernes porque sábado y domingo no se puede votar ya que Correos está cerrado, el lunes tanto ella como yo trabajamos de 8:00 a 16:00, que es cuando está abierto correos, y hoy es el último día y también tenía que estar todo el día en el instituto) pensé que a lo mejor no iba a pasar lo que me temía. Pero no, al final ha pasado lo que todos esperábamos.

Sinceramente, creo que acabarían antes si directamente nos prohibieran votar a los expatriados en vez de hacer el paripé, en vez de hacernos ir al Consulado más cercano (quienes vivís en España tenéis una oficina de correos en vuestra misma ciudad, yo tardo tres horas con tres cambios de trenes para ir al Consulado, que no tiene un horario de 8:00 a 19:00 como Correos en España, sino de 9:00 a 14:00, y no soy de los que lo tienen peor) a suplicar el derecho a voto, para luego mandar tarde todos los papeles (o directamente no mandarlo).
Total ya nos prohíben votar en las municipales y nadie se ha enterado, ¿quién se iba a mover si prohibieran votar al casi millón y medio de españoles que vive fuera y tiene derecho a votar en estas elecciones?
Incluso habría quien se alegrase (sé de buena tinta que hay quienes opinan que quienes vivimos fuera no deberíamos tener derecho a votar).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Aquí en nuestra querida España, tambien están llegando tarde los votos por correo o, no llegan. La pregunta es ¿ quién es el ressponsable de mandarlos? ¿A quién beneficia que no voten los que han tenido que salir fuera? ¿Buscará alguien el pucherazo?. otras cosas habrá mas lejos

mortiziia dijo...

Muchas gracias por hacerte eco de esta desvergüenza.