martes, 28 de septiembre de 2010

Dos noches sin dormir... y camino de la tercera

Y lo malo es que no ha sido por asuntos de placer; que sé lo que estáis pensando, so cochinos que tenéis la mente sucia, jajajajajajaja (¡¡¡seguro!!!). Ha sido por trabajo... bueno, más o menos. Pero mejor empiezo por el principio, que es lo que me gusta.

El sábado podemos obviarlo porque lo único que hice fue ir a comprar, instalarme la impresora (por cierto, me he comprado una impresora) y prepararme las clases para el lunes. El domingo me fuí a Heidenheim (vale, lo admito, el comienzo de la ausencia de sueño sí que fue por placer). La cosa fue así; yo quedé con Aitor (otro profe visitante) en Heidenheim a eso de las once, pero mi tren llegaba dos minutos antes que el suyo. Así que nada, dos horas después de salir de mi casa (que se dice pronto, pero se tardan dos horas en llegar) allí que me planté en Heidenheim y dos minutos después llegó el tren de Giengen (de donde venía Aitor)... pero allí se bajaron muchos alemanes y ningún Aitor (o a lo mejor sí, que no les pregunté el nombre... pero si ya es extraño que un gallego se llame Aitor, que un alemán se llame así, ya es pa mear y no echar gota). Así que me dije "como sabía que hoy iba a tener que usar el móvil, menos mal que ayer me dió por cargarlo, que luego pasa lo pasa" y entonces me dí cuenta de que mi móvil tenía la batería llenísima y que estaba... muerto de risa en mi casa (si es que para una vez que no se olvida cargarlo antes de un viaje, se me olvida cogerlo).
Bueno, pues a ver Heidenheim yo solito que me fuí. Un mercadillo muy apañado, unas calles que no son tan feas como Duisburg, pero que no se pueden comparar a Schwäbisch Hall, un castillo en lo alto de la montaña. Y cuando llevaba casi una hora me dije "si yo he perdido todos los trenes que se pueden perder en Alemania, a lo mejor a este chico le ha pasado lo mismo", así que me volví a la estación, y en el siguiente tren de Giengen ya si vino Aitor. Y ya luego subimos al castillo, a la fiesta que había allí (igual que el fin de semana pasado, entiendase "fiesta" como celebración-alemana-con-bancos-mesas-cervezas-y-bratwurst) y nos dimos una vuelta por el pueblo, fuímos al estadio donde juega el equipo local de fútbol (que es de 1800 y pico, ahí es nada, siglo y medio que tienen, y siguen en tercera, con más moral que el Alcoyano) y luego pues no fuímos Giengen, la ciudad de los ositos de peluche Steiff de precios prohibitivos y hogar de la Pensión Rivas. Y sobre las seis o así, me vine de vuelta a Hessental (si a la ida tardé dos horas, pues a la vuelta también) y en el tren me iba medio durmiendo (o durmiendo completo) a pesar del té y los dos cafés que me había tomado. Cuando noté el té, los cafés y la siesta en el tren fue a la hora de irme a la cama, que entre que no tenía sueño y que no paraba de pensar "mejor me duermo, porque mañana a las seis tengo que estar en planta" antes de la una no caí... y encima me desperté antes de que sonara el despertador.

El lunes por la mañana tuve clase y no llegué a mi casa hasta las cuatro de la tarde (y eso después de correr una maratón para coger el tren de vuelta, que si no habría llegado una hora más tarde) y cuando llegué en vez de prepararme la clase de hoy, me puse con un Power Point sobre Córdoba para el día de las puertas abiertas. Resultado: a las once la noche todavía no había empezado a preparar la clase. Seguramente mis alumnos hoy habrán pensado "¿Se irá Herr Rísquez de juerga con el cierrabares del anuncio de Vispring la noche antes de una entrevista de trabajo?" porque cuando me he mirado al espejo tenía los ojos inyectados en sangre. Pero al menos me ha salido una clase medianamente apañada.

Y ahora os dejo que me voy a preparar las clases de mañana, a ver si hoy por fín puedo dormir (aunque ya surgirá algo que me trastocará mi planazo para esta noche, seguro).

5 comentarios:

Anónimo dijo...

señor risquez!!!! así me podía llamar a mí aitor a preguntarme por qué no le cogías el teléfono (lo cual tampoco entiendo demasiado ajjajjaj) no sabes lo q me he reido leyendo tu blog!!! estás echo el pupas!! por cierto, el viernes cómo vas de horarios?? y de planes??? es q queria aprovechar mi ticket regional y acercarme a SHA q no lo conozco y me lo has vendido q te cagas pasarme el día por ahí(si me lo permite el trancazo q tengo y no voy a peor, pq ayer hasta fiebre tuve) y si estás pos no se comer o cenar juntos. tu vete pensando y mañana después de ir a ver mi primera habitación en WG (¡¡¡¡con muebles!!!!) te llamo y me dices qué tal te parece lo del viernes. besitos y ánimo con lo tuyo

Anónimo dijo...

anda q lo mío tb es pa reirse te escribo como anónimo y no te pongo quién soy, pero a que ya lo sabías??? jajajaj

Buenas noches.
Paula

Antonio dijo...

Y tanto que lo sabía, jajaja ya me dijo Aitor que te estuvo llamando y además ¿quién va a cercarse a SHA si no?
El viernes me viene guay; por la mañana es la inauguración del cole (sí, llevan dando clase allí desde mayo, pero la inauguración oficial es este viernes) y después no hay clase, así que supongo que volveré a SHA a una hora decente. De todas formas mañana hablamos cuando ya me entere mejor.

Besos!!!

Aitor Rivas dijo...

Mucho vicio, eso es lo que hay!!
Me ha hecho mucha ilusión descubrir tu blog.
Un abrazo y hasta el viernes.
Aitor

Antonio dijo...

Y a mí que lo descubras!! (y también compartir los vicios, jajajaja).

Un abrazo