jueves, 3 de febrero de 2011

Semana rara

Lo bueno del finde brenziano, es que fue genial. Lo malo es que acabó.

Y claro, cuando uno se lo pasa tan bien, pues luego volver a la realidad es duro... y mucho. Como cuando uno se va de erasmus (por ejemplo a Berlín, Lincoln, Marsella, Kesçkemet o a cualquier otro lado) o de estancia de la tesis (por ejemplo a Davis, Montreal o a cualquier otro lado) o sale de fiesta el fin de semana (por ejemplo... vale, esto último no es una comparación, es exactamente lo que hicimos). Y después de todo eso está la depresión post-ereasmus, la depresión post-estancia, la depresión post-auxiliardeconversación, la resaca...

Pues eso, que esta semana empezó regular, con los ánimos por los suelos y que no me aguantaba ni yo mismo (así que imaginaros aguantar a mis adorables "perlitas" del insituto). Y de repente el miércoles yo no sé lo que pasó que me empecé a animar y las clases me empezaron a salir redondas, hasta los de inglés se comportaron... y uno de ellos se aprendió una frase en español para decírmela: "usted está uno buen maestro". Sí, ya sé que es un churro de frase, y que lo hizo para hacerme la pelota... pero oye, que uno no es de piedra y cuando le dicen eso se pone tontorrón (por dentro, eso sí, que por fuera seguí muy serio y muy profesional). Además me llegaron los libros gratis que pedí (y que hablando con Mercedes por lo visto son mejores todavía de lo que yo pensaba) y concerté una cita para ver un piso mañana, relativamente barato (vale, no es barato, pero tampoco es una locura de alquiler, con eso ya me conformo releyendo la primera entrada que escribí sobre un piso, el de mañana es el más barato de todos los que he visto). Así que se puede decir que la semana ha ido mejorando poco a poco. (Y también el lunes compré tónica, que a lo mejor os parece algo insignificante, pero eso es porque no tenéis ardores día sí y día también)

Ah, y además, gracias a Jose Alberto (cuyos blogs están ahí a la izquierda derecha) he redescubierto un blog con el que ayer estuve riéndome a más no poder: Hyperbole and a half, advierto está en inglés, pero es un inglés muy sencillito (porque la autora "tiene seis años" y el lenguaje de los niños, como todo el mundo sabe, es muy sencillo), y además tiene dibujitos que son bastante explicativos. Echadle un vistazo cuando tengáis tiempo (ésta es la entrada que leí ayer y con la que no podía parar de reirme a carcajadas).

Besos

7 comentarios:

José Alberto dijo...

Lo del lao ese se llama "derecha". De nada.

Antonio dijo...

A mandar, que pa eso estamos

mortiziia dijo...

Ains. A mí me das ahora un piso de 650€ al mes y me tiro al cuello del agente inmobiliario para comérmelo a besos.
Suerte en la búsqueda y que la semana rara termine siendo semana fantástica, a lo Cortinglés.

Miguel Sánchez Ibáñez dijo...

UY uy, depresión post estancia, cuesta verla, a 48 horas de haber aterrizado en tierras polares :P

Te tengo presente :)

Antonio dijo...

Morti, 650 € barato??? Supongo que será por vivir en Nueva York (estado) y no en un pueblecito en mitad de Baden Württemberg.

Miguel, la depresión post estancia ya la tendrás... tengoq ue admitir que al principio (los dos primeros días) a mí tampoco me gustaba Berlín.

Anónimo dijo...

niño yo me encargo de q esta semana acabe bien eh!! craislheim os espera, y por cierto...manda narices q me tenga q enterar de q estás poxo por aquí: la próxima vez, coges tu tfno me llamas y nos tomamos unas cervecitas aquí o allí y te cuento cuatro chistes malos eh!!!
un besazo enorme y lo dixo, aquí os espero, en la "alemania socialista"
Paula

Antonio dijo...

De que tú te encargas no lo he dudado ni un momento ;-) Y esta semana más que pocho a empecé de mala leche (que es como em pongocuando estoy pocho...)

Bis morgen!!!!