domingo, 3 de julio de 2011

Öhringen Weindorf

Pues sí, ya es julio, y sigo en Öhringen. Creo que lo he dicho en alguna ocasión tener una semana de vacaciones cada seis de trabajo tienen muchísismas ventajas, pero tiene el incoveniente de que en julio seguimos dando clase (en algunos Länder, las vacaciones de verano son en julio, pero curran en agosto, que no sé que es peor).

Pero bueno, una ventaja de currar en julio, es que he estado aquí para el Weindorf (literalmente "Pueblo del vino"). Y ¿qué es eso del Weindorf? Pues una excusa como otra cualquiera para salir a la calle, poner las mesas y los bancos de madera esos que tanto les gustan a los teutones y ponerse a beber (porque eso también hay que decirlo, fuera de Berlín, Hamburgo y Múnich, los alemanes necesitan una excusa para irsde de fiesta, no tienen espontaneidad ninguna).

Es algo así como la Cata del vino de Córdoba, la feira do viño en culquier pueblo gallego y llámese como se llame en el resto de España (feria, cata, fiesta, festival... del vino); pero vamos que estoy seguro que en cada pueblo hay algo parecido. Las diferentes bodegas montan un puesto, la gente va, compra una copa y la va rellenando previo pago en los diferentes puestos, y van probando los vinos, algunos son mejores y otros peores, pero a partir del quinto todos están deliciosos ;-P

Y ¿por qué es especial el Öhringen Weindorf? Porque la gente sale a la calle. En serio, para los españoles que no han salido fuera es inconcebible que las calles a las ocho de la tarde estén vacías. Bueno, si a las ocho de la tarde estamos a -5 ºC no es inconcebible, pero es que es cuando a las ocho de la tarde hay 20 ºC tampoco hay nadie en las calles, a menos que haya un festival de este tipo, claro (por eso me gustan tantísimo los Weihnachtsmarkt).

Y ¿dónde se hace la fiesta esta? Pues en la plaza de al lado de mi casa, lo cual si sucediera en España sería una putada. Olor a meado, ruidos, borrachos, etc. Quien viva cerca de un botellódromo o de cualqueir lugar de fiesta sabe de lo que hablo. Pues aquí no (oye, que no todo va a ser hablar mal de los alemanes), la música se cortó a las once (la fiesta siguió hasta la una), y esta mañana estaba todo limpio y ordenado, porque de hecho, ayer cuando volvimos a mi casa de madrugada todo estaba limpio.

Y ¿cuándo he ido yo al Weindorf? Pues fui a inaugurarlo con Mercedes el jueves, y después ayer sábado vinieron Aitor, @sillao y Turzi de un viaje a Barcelona con sus alumnos. Fue llegar a su pueblo, bajar del autobús (sí Barcelona-Gingen en bus) , poner una lavadora, ducharse, y venirse para acá (que menudo palizón, pero valió a pena). To-dos picamos algo en mi casa, nos fuimos a catar algunos vinos, volvimos, cenamos, volvimos a los vinos, nos fuimos al pseudoirlandés (lo que me hace plantearme una pregunta ¿fuimos al irlandés con las copas? supongo que sí porque esta mañana estaban en mi casa).

A bueno, y entre medias hicimos pizza (que fue lo que cenamos) y con "hacer pizza" no me refiero a sacar pizzas congeladas y meterlas en el horno, no. Hicimos todo, desde la masa hasta freir el tomate y con lo que sobró de la masa, me acabo de hacer un pan relleno de jamón serrano y queso (y esta vez sí que me ha salido mejor).

Además (antes de que se me olvide) el viernes me llamó el director a su despacho para darme la nota de la visita que me hizo: 2,0 es decir notable alto, me dijo que es posible que el año que viene sólo de clases de español ¡¡¡¡¡QUE BIEN!!!!!!

Sed felices.

PD: Acabo de releer la entrada y ¡vaya entrada rara que me ha salido!

4 comentarios:

wonkham dijo...

No puedo estar de acuerdo con la definición de mierdapueblo para una pequeña ciudad de 22000 habitantes, y menos una bien comunicada como lo está Öhringen. A pesar de eso, me ha gustado curiosear por tu blog, me recuerda a mi antigua vida en HN :-).

afra dijo...

Es verdad que en compración con Hessental (donde vivía antes), Gingen, Herbrechtingen o Mainhardt (donde viven algunos de mis amigos) Öhringen sí es un sitio en condiciones. Pero comparado con cualquier pueblo grandecito de España (por ejemplo Lucena o Montilla, en Córdoba) es un pueblecito. Para mí "pequeñas ciudades" son Jaen o Almería.
Lo que sí que es verdad es que en un pis pas me puedo plantar en Heilbron (¡cómo me gusta Heilbronn y qué poco voy por allí!) o Schwäbisch Hall.

Por cierto, me gusta que te haya gustado pasarte por aquí ;-)

wonkham dijo...

Ciertamente, me he dejado llevar por el sentido alemán de ciudad :D. Para los estándares españoles, lo veo como un pueblito mediano (sí, con los mismos habitantes que Montilla u Osuna). También es verdad que Ronda y Schwäbisch-Hall tienen los mismos habitantes, y Schwäbisch-Hall me da una impresión más pueblerina. En fin, pegos.

Pues a propósito de Heilbronn, en breve debe estar en llegar la Volksfest y en septiembre, el Weindorf. ¡Vivan las excusas para darle al vino y a la cerveza!

afra dijo...

El Volksfest me da que me lo pierdo, empieza justo el día que me vuelvo a Córdoba. Pero el Weindorf no lo perdono, que empieza justo el día que vuelvo aquí para empezar el curso que viene ¡¡gran consejo!!