martes, 18 de enero de 2011

Martes

Sí, ya sé que prometí que no iba a buscar piso hasta que pasaran las evaluaciones, pero es que ponerme a corregir/pasar notas/preparar clases y entrarme los agobios. Así que ya he empezado a visitar pisos.
Esta mañana después de clase me he bajado al departamento de lenguas extranjeras, porque se ve que si me voy a casa después del trabajo me acabo distrayendo y no hago anda (es triste, pero es así). Y ahí estaba yo encerrado en el departamento corrigiendo y haciendo medias (aritméticas y ponderadas, no de calceta) y tal, cuando me he dicho "desde aquí puedo llamar gratis a alguno de los anuncios y ya voy concertando citas para la semana que viene"; así que entre unas cosas y otras concerté la primera cita para esta tarde a las 15:00.
El piso es un poco caro (se me planta en los 500 € al mes y creo que además tengo que pagar algo, pero es que no me he enterado muy bien... siempre puedo realquilar una habitación), pero tiene cocina y baño montados (casi del todo), dos habitaciones y un salón (lo que para los alemanes es: tres habitaciones) en lo que es el piso. Además una de las dos buhardillas (en realidad dos de las cuatro, pero es que una no está acabada de montar) y uno de los dos sótanos (con lo cual ya no parece taaaaaan caro), ah, y la mitad del jardín.
Otro de los inconvenientes es que parece un poco viejo (aunque el suelo esta totalmente renovado) y me voy a dar una panzá de fregar. Pero la ventaja mayor del reino es que está a ¡¡¡¡¡¡¡TRES MINUTOS ANDANDO DESDE EL INSTITUTO!!!!!!! (en serio, distancia en longitud y no en tiempo: 500 metros) y a cinco minutos andando del centro del pueblo. Mañana voy a ver otro piso de la misma inmobiliaria, pero creo que lo tengo claro, me voy a quedar con el que he visitado hoy.
Eso sí, el que más se va a alegrar (despues de mí, claro está) es Olaf Gustaffson og Ikea, porque no tiene ni una triste banqueta (por no tener, no tiene ni los casquillos de las bombillas).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

señor riskezzzz!! yo tb me voy a alegrar una hartá!!!! y si hace falta nos alkilamos una furgoneta y compras muebles baratos en la aufbaugilde de mi ciudad, donde lso compre yo!!! un beso y ánimo con todo!!
paula

Antonio dijo...

Todavía mejor que en Ikea. así, vamos, compramos e inauguramos el piso con una fiestuqui