lunes, 7 de marzo de 2011

Si es que con ese nombre era para mí

Pues sí, señoras y caballeros. Me acaba de llamar Doris (mi nueva casera a partir del mes que viene) para confirmarme que no hay ningún problema en mudarme. Sólo tengo que esperar a que vacíen un poco de muebles la casa (es que estaba llena a más no poder ¡¡qué barroquismo!!), que cambien el horno de la cocina (que cada vez uso más a menudo) y que rellenen de aceite los depósitos de la calefacción (que están totalmente vacíos). Vamos que en abril, Antoñito el de su casa, el mismo que viste y calza ya estará vivendo en Öhringen, en la Schulgasse (y no, no es que en Alemania gaseen las escuelas, es que Gasse en alemán significa "pasaje", y "Schul" escuela).

6 comentarios:

Miguel Sánchez Ibáñez dijo...

Viva!!

Acabo de ver en la wiki que Öhringen tiene su encanto y todo... me alegro por ti, que ya te tocaba encontrar casa :)

Antonio dijo...

Y tanto que tiene encanto, por eso los alemanes no lo llman pueblo si no "pequeña ciudad (con mucho encanto y pocas cosas que hacer en ella)" pero vamos que lo mejor es que el encanto lo descubras por ti mismo, que me quedo aquí otro añito, así que tienes tiempo de darte una vuelta por aquí :)

Irene dijo...

Está claro que me he enganchado tarde a tu blog y que quizá esta pregunta esté totalmente fuera de contexto, pero yo no me quiero quedar con la duda.. Dónde vivías hasta ahora? :o

Antonio dijo...

Latecomers are always welcome :)

Vivía (y sigo viviendo este mes) en Schwäbisch Hall-Hessental, que a pesar de lo que el nombre sugiere NO es Schwäbisch Hall (una ciudad con encanto donde las haya); sino un barrio de las afueras, y ni siquera vivo en el barrio, vivo enfrente del apeadero de tren de ese barrio. Y ¿qué hay por aquí? Casas, ni si quiera un triste supuermercado donde ir a mirar las ofertas cuando esté aburrido

mortiziia dijo...

Desde luego, era para ti, el nombre lo decía todo. Enhorabuena por tu nuevo nidito.

Nota mental: cada día se me confirma más, es automático, los españoles nos vamos del terruño y empezamos a usar el horno like there's no tomorrow.

Antonio dijo...

¡Gracias!

Cada vez me gusta más el horno. Mira que le temía a un piso sin microondas, pero desde que trajeron uno en diciembre creo que lo he uado dos veces, y las dos para descongelar