jueves, 26 de mayo de 2011

Kreidlerina y bizcochito, o las cosas anormales de una semana demasiado normal

¡¡¡Ay que semana llevo!!! ¡¡¡Qué malito que estoy y que poco me gusta quejarme!!! Entre visitas, cambio de horarios y pensar que al año que viene iba a dar 27 horas, esta semana ha sido rara rara. Y para más inri hoy cuando he vuelto del instituto me he puesto a regar el jardín (que ya iba siendo hora) y a la media hora, va y se pone a llover (por lo menos esta vez no había tendido dos lavadoras... no una ni dos... ¡¡¡DOS!!!). Pero no todo ha sido malo, esta semana también ha tenido sus cosas buenas.

El lunes, Clemmens (un profe del insituto) me dejó una bici que tenían en su casa y les sobraba; y me dijo que me la quede todo el tiempo que me vaya a quedar en Öhringen, que ellos en principio no la van a usar (si es que desde luego..., pa que luego digan que los alemanes no son buenagente). Así que os presento a Kreidlerina.
Y atención la detalle que le compré al día siguiente, para que se me oiga bien cuando vaya por la calle.
La pena es que he estado toda la semana sin usarla (la bocina, que la bici la uso cad día para ir al cole), hasta que ya hoy por fín volvía yo a mi casa después de una dura jornada laboral y de dejar las cosas bien claritas (vamos que el año que viene sigo con 23 horas de clases, en vez de las 27 que me iban a colar) y había un grupo de adolescentes (entre los que se encontraba una alumna mía) que iban ocupando toda la acera, así que me dije "esta es la mía" y MOCK MOCK, empezaron a descojonarse y me dejaron pasar. En mi fuero interno, el viejo que todos llevamos dentro iba pensando "¡¡¡esta juventud!!! en mi época no íbamos ocupando todo la acera". Pero en realidad, menos mal que me encontré con un grupo de mozalbetes y no con una de esas "Señoras que van por medio de la acera y no se dejan adelantar facilmente".

Bueno, ¿y el bizcochito del título? Pues resulta que el martes (que mis martes son MUUUUY largos, porque me levanto a las 6:45 y a las 9:35 ya he acabado la jornada laboral) estaba yo que me subía por las paredes, una ansiedad, un complejo de león encerrado en su jaula, un no saber qué hacer con mi vida que me dije "esto le tengo que poner yo remedio de alguna forma" y me hice un bizcocho (luego me he enterado que de casta le viene al galgo).

- Ah, ¿pero tú sabes hacer bizcochos?
- Claro, pero si hacer bizcochos es lo más fácil del mundo.

Y después de este surrealista minidiálogo conmigo mismo os explico la historia del bizcocho que en realidad es un pseudobizcocho. Es el archiconocidísmo "bizcocho del yogur". El problema es que primero hice la mezcla, luego lo metí en el horno y en ese momento me puse a esquipear con mi padre y cuando acabé de hablar con mi padre, es decir, a los cuarenta minutos (lo que es raro, porque ninguno somos de esas personas que hablen mucho por teléfono... y NO estoy de coña) fui a mirar el horno, ví que el bizcocho había subido y lo saqué. En ese momento me puse a chatear por skype con Miss Badmer y cuando acabamos hice lo que tenía que haber hecho mucho antes; metí el cuchillo para comprobar que estaba hecho por dentro... o mejor dicho, metí el cuchillo para comprobar que NO estaba hecho por dentro.

Sí amigos, cuando en una receta pone: "tiempo de cocción: 60 minutos", significa "tiempo de cocción: 60 minutos", y no "tiempo de cocción: cuando afra, que nunca ha hecho un bizcocho, decida (a ojo de buen cubero) que está listo, aunque no lleve ni dos tercios del tiempo que tiene que estar".
Así que aquí tenéis la obra de arte... o lo que queda de ella, porque en estos dos días ya me he comido la mitad, y la otra mitad caerá pronto, que si no se pone duro.

5 comentarios:

José Alberto dijo...

Muy buena, pero debo decir que Álvaro ya tenía en su bici hace muchos años una bocina como esa...

Antonio dijo...

Es que esas bocinas son la caña. Una lástima que la bocina de la bici del Álaro ahora esté en manos de la mafia rumana de Córdoba (¿o era el otro Álvaro?)

Anónimo dijo...

maldita miss badmer!!! mira que distraerte!!! yo creo q para vengarte le vas a tener q preparar un bizcocho!!! ;-) y que se ocupe ella del tiempo!!

Antonio dijo...

jejeje, yo creo que lo hizo aposta por dejarla sin viajar en Business. Pero bueno, tienes razón, lo mismo le hago un bizcocho, que se encargue ella del tiempo, y para vengarme la ditraigo yo con unan cerveza ;-)

www.bajardepesorapidamente.co dijo...

cuando saldrá a la venta esta bicicleta en los supermercados de cadena, jajja.