miércoles, 4 de mayo de 2011

Que digo yo...

... que ya me vale. Desde el martes no escribo ni unas tristes líneas, y encima sólo fue para hacer un par de tutoriales (hay que ver lo que me gusta un palabra friki, que digo "tutorial" en vez de "manual de instrucciones" o "receta").

Los diez días en Córdoba han sido geniales. Llovió ¿y qué? Lo importante es que ya conozco a Pablo, que lo he tenido en mis brazos y hay fotos que lo demuestran. Que me he pasado todas las mañanas jugando con Geja chica (y hay dos pegatinas de Dora la Exploradora en mi portatil que lo atestiguan y que cada vez que las veo me recuerdan a ella). Que habré ganado unos quince kilos -gramo arriba, gramo abajo- en menos de diez días (no me gusta exagerar... ¡¡¡que va!!!). Y que la morriña que tenía ya no es tanta.

Además tengo las cosas un poco más claras sobre qué quiero (y qué NO quiero) hacer con mi vida a partir de julio de 2012 (lo que me puede durar algo más de quince minutos, como siempre) y, casualidades de la vida, tengo un proyecto faraónico al que seguramente no le daré forma (pero soñar es gratis, así que algún día cogeré el peteate e iré en busca de mis lestrigones particulares).

Ah, y otra cosa. Las cruces de mayo son mejores cuando uno no se las espera.

Sed felices.

PD: ¿A cuántos de vosotros os ha pasado que alguien ha preferido volar contigo en turista en lugar de ir en business? Me siento un poquitito mal y un mucho honrado a la vez.

6 comentarios:

Chente dijo...

Más pistas sobre ese proyecto?

Por cierto, RT quedas

Antonio dijo...

Conseguir que me sellene todas las páginas de cierto librito rojo que me compré en agosto porque la edición anterior se me había quedado obsoleta a los cinco años de comprármelo ;-)

Anónimo dijo...

JEJEJ con mucho Gusto Herr Risquez!!si ya llevo unos cuantos años siendo pobre!! día más día menos!!!!...
Eso sí! cuando seas rico me debes un viaje en business!!!
me honra volver a formar parte de tu blog!!! hihi

Antonio dijo...

Frau Anónima, nunca dejaste de serlo ;-) por ceirto, todavía sigo esperando la entrada en el fb, jeje

Miguel Sánchez Ibáñez dijo...

Ítaca! :D
Bentornato, que te dirían los italianos :)

Antonio dijo...

Grazie!
Lo bueno de ritornare es que uno siempre puede volver a irse de viaje ;)