miércoles, 18 de mayo de 2011

Los medios manipulan

Y el sol sale por el este.

Ni el título de esta entrada ni la primera frase son un descubrimiento, ya lo sé.

Pero son un ejemplo que viene a cuento (más o menos) de lo que vengo a decir. En esta campaña electoral me he portado bien y no os he dado mucho el coñazo (con alguna excepción como la entrada de ayer, que no sé que hacéis que no la estáis comentando a la de YA), pero ya que las cosas andan calentitas por España pues hoy se me cuela por aquí una entrada con cierto contenido político (pero tampoco mucho, no os vayáis a asustar).

El caso es que por eso que decía antes de que los medios mienten procuro ver poco las cadenas de televisión españolas (bueno, por eso, y porque no vivo en España, claro), pero me mantengo más o menos informado con la edición digital de periódicos españoles... que también acaban barriendo siempre para casa (que no me he caído de un guindo). Así que procuro leer varios periódicos (al menos las portadas, ya luego profundizo) y algunas otras fuentes alternativas (como Twitter, del que ya os hablado otras veces). Una cosa que uno descubre, es que a veces leyendo la misma noticia en diferentes periódicos, parece que son cosas diferentes, o como dice a sabiduría popular: cada uno cuenta la feria como le ha ido.

Pues bien, hoy elmundo.es, elpais.com, abc.es y lainformacion.com (también lo he intentado con El Día de Córdoba, pero no informan) estaban de acuerdo, así que me he ido a buscar otras fuentes, a ver si disentían. Pero no, intereconomia.com y publico.es (1) también estaban de acuerdo, así que a lo mejor TODOS decían la verdad (y a lo mejor se han alineado los planetas, porque, oye, para que Intereconomía y el diario Público estén de acuerdo algo raro ha tenido que pasar).

La Junta electoral provincial de Madrid ha acordado no autorizar la concentración-manifestación en la Puerta del Sol porque 1) no les han avisado con antelación y 2) porque (y cito literalmente) se considera que la petición de voto responsable a que se hace referencia pueda afectar a la campaña electoral y a la libertad del derecho de los ciudadanos al ejercicio del voto.

Contra el primer punto no tengo absolutamente nada. Si hay plazos hay que cumplirlos. Punto.

Ahora, el segundo punto, ¿que afecta a la libertad del del derecho de los ciudadanos al ejercicio del voto? Primero, por favor que alguien le enseñe a redactar a Jesús Ángel Guijarro López (Presidente de la junta electoral provincial de Madrid). Segundo, que el voto responsable afecte a la campaña electoral es, en mi opinión algo bueno, porque la campaña electoral llevaba afectando demasiado tiempo al voto responsable; y los diferentes partidos políticos no llevan haciendo otra cosa durante toda a campaña que intentar afectar al sentido del voto de los ciudadanos (¿también deberían prohibirles a ellos que se manifiesten?). Tercero, afectar a "la libertad del derecho de los ciudadanos al ejercicio del voto" es que un grupo/persona coharte coarte tu voto por medio de amenazas o del miedo; en España, lamentablemente, ya sabemos lo que es eso (aunque esos chicos llevan mucho tiempo sin dar demasiado ruido, lo que me alegra enormemente), así que no me vengan ahora con que los manifestantes van a afectar al libre ejercicio del voto. Si con eso quieren decir que no van a permitir que la gente vote, me puedo reír perfectamente en la cara de quien lo haya dicho; si con ello quieren decir que van a afectar al sentido del voto (es decir, a quién van a votar), que prohiban los mítines electorales, porque eso es precisamente lo que se persigue con los mítines.

Ojo, esta entrada no es sobre las manifestaciones, sino sobre la prohibición de las mismas.

La importancia (o ausencia de importancia) de las manifestaciones la veremos cuando pasen. Y no me refiero al resultado de las elecciones de este domingo (que más o menos me dan un poco igual, más menos que más, pero bueno), sino a algo más a largo plazo. En este blog me he quejado en otras ocasiones de la inmovilidad de nuestra sociedad y de la apatía (en el mejor de los casos) que me producen nuestros políticos. Si eso no cambia, de nada habrán servido. (Y no, una manifestación puntual una semana antes de unas elecciones no invierte una tendencia de años de pasividad).

Hasta ahora era bastante pesimista sobre las consecuencias de estas manifestaciones, pero estoy ahora mismo chateando en skype con un amigo de Córdoba y me está dando esperanzas.

(1) Si no leo tantas cosa tan dispares y tan absurdas, ¿cómo queréis que alimente mi esquizofrenia?

3 comentarios:

mortiziia dijo...

Los medios manipulan, el sol sale por el este y yo me caigo muerta al ver los resultados de Córdoba. Ya sabía que Sandokán y el desplante de Rosa Díez iban a hacer daño y esperaba un cambio en el ayuntamiento, pero, ingenua de mí, no creía que el PP sacara la mayoría absoluta. ¿Se esperaba este resultado entre los cordobeses?

mortiziia dijo...

Uy, qué digo de Rosa Díez... ay, ¡cómo están las cabezas! De Rosa Aguilar, leñe.

Antonio dijo...

El resultado del PP en realidad no ha cambiado mucho desde las elecciones anteriores, sólo ha sacado dos concejales más. Pero, claro, al ser esos dos concejales los encesarios para la mayoría absoluta no se pueden hacer pactos de gobierno que le dejen en la oposición (antes tenía 14 de 29 concejales, ahora tiene 16). Así que ese resultado, yo al menos sí me lo espereaba (en realidad me esperaba que se quedar a la puertas por tercera vez, pero el efecto ZP se ha notado).

Y lo de Rafael Gómez sí que no me lo esperaba, me esperaba uno o dos, pero cinco!!!! ni de coña. Y el descalabro de IU, pues sí, desde el desplante de Rosa Aguilar se preveía un poco.