sábado, 13 de noviembre de 2010

Homo sum...

...nihil humanum a me alinum puto.

Seguramente a muchos ya se os habrá olvidado (incluso habrá quien ni lo sepa), pero a principios de noviembre de 1996 una noticia conmocionó a España: el asesinato de cuatro misioneros maristas españoles en Zaire durante la guerra civil que enfrentó a Hutus y Tutsis. Unos días antes de que le asesinaran, Servando Mayor (uno de los cuatro maristas) en una entrevista con la radio hizo un llamamiento en nombre de 100.000 refugiados al Papa, al Comisario de la ONU para los refugiados y al mundo en general.

Su Santidad el Papa, Su Excelencia el Alto Comisario: los sobrevivientes de los refugiados ruandeses de la región de Sur-Kivu en el Zaire os dirigen este S.O.S. en vista de obtener de vuestra alta autoridad moral que se ponga fin a su persecución y desaparición lenta pero segura. En efecto, la guerra que se sigue en el Sur-Kivu se presenta oficialmente por el gobierno de Kigali y ciertos medios, como oponiendo a los banyamulengues y las fuerzas gubernamentales zaireñas y, en principio, no debería concerner tan directamente a estos refugiados que son obligados a abandonar sus campos en desbandada bajo el fuego de las armas. Quiero decir que algún otro quiere perseguirlos, incluso eliminarlos masivamente, sea por las balas, sea por el hambre, el frío, las enfermedades, sea por todos estos elementos juntos. Los refugiados, y en primer lugar los más vulnerables (los niños, las mujeres encinta, los viejos, los ancianos) están a punto de perecer sobre las carreteras y las colinas bajo una lluvia torrencial. (...) Firman los representantes de estos refugiados que tenemos 13 campos aquí reunidos.

Nadie escuchó ese llamamiento y poco después le silenciaron. A los hermanos maristas les asesinaron porque se negaron a abandonar a quienes les necesitaban, porque se negaron a mirar para otro lado cuando se estaba cometiendo una injusticia.
Su asesinato hizo que los gobiernos de occidente dejaran de mirarse el ombligo durante un segundo y condenaran la situación en centroafrica. Incluso en el Senado español todos los grupos se pusieron de acuerdo, se olvidaron por un momento de izqierdas y derechas, de nacionalismos o centralismos y recordaron que todos somos humanos (aquí el diario de sesiones del 12 de noviembre de ese año).

Pero de eso hace ya 14 años. Hoy, también en África, pero mucho más a las puertas de nuestra casa, en el Sahara occidental, se está cometiendo otra injusticia igual. Pero ahora es nuestro turno de decidir si miramos hacia otro lado (especialemnte a nuestro ombligo) o si somos conscientes de que al considerarnos humanos, nada de lo humano nos puede ser ajeno.

Un par de enlaces:

Información actualizada y en directo desde allí http://territoriosocupadosminutoaminuto.blogspot.com/

Una petición a la Ministra de Exteriores
http://actuable.es/peticiones/pidele-trinidad-jimenez-condene-clara-y-rotundamente-la

Esta entrada os la dedico a Jose Alberto, a Aitor, a Mari (que estoy casi seguro que no la va leer) y en general a todos los que estáis especialmente preocupados por el asunto.

PD: Jose (y Mari), te robo el video

4 comentarios:

José Alberto dijo...

Pues eso, qué te voy a decir. Se puede estar con el fuerte o con el débil. Este país y todos los demás, han elegido estar con el fuerte, y a Servando le hubiera vuelto a dar vergüenza.

Mari dijo...

Gracias Antonio... si que lo he leído, con dos lagrimones.
En la foto principal del vídeo: Alih, Mohamed y Fatimetu. Cuando les pones cara, nombre y sonrisas esto se hace mucho más duro.
Un beso muy grande

Turzi dijo...

¡Buenas! Los conflictos (personales e internacionales o mundiales) no son tan difíciles de resolver. Tiene toda la razón José Alberto (a quien no conozco de nada): solo -Antonio, permíteme que discreper y que yo sí que cumpla las normas ortográficas de la RAE- ;-) tenemos que preguntarnos en cada momento: ¿Yo con quién estoy?
En este caso, lo tengo claro.
POR LA LIBERTAD Y EL DERECHO DE AUTODETERMINACIÓN.
¡SEGUIMOS CON EL SAHARA!

Antonio dijo...

Jose Alberto y Mari, ya os contesté en "persona".

Turzi (¿por qué Turzi? bueno, ya me lo explicarás), mientras en lo esencial estemos de acuerdo ¡¡que le den a la ortografía!! ;-) Es fácil platearse con quién está uno, lo dificil es ser consecuente... pero claro, quien no lo sea ¿cómo puede mirarse cada mañana al espejo?